De mi paso por Colectivo Imagen, sin lugar a dudas, destaco esos ocho años en los que David Villalba y yo - como máximos responsables de su gestión, y apoyados siempre en la directiva por Jorge, Mercedes y Manolo -, nos volcamos de lleno en la difusión y enseñanza de la fotografía contemporánea, consiguiendo poner a Fuengirola en el punto de mira del panorama, a nivel estatal, de aquel momento.

Nunca he comulgado con jerarquías, ya que estas chocan con mi naturaleza libertaria, pero una aventura de esta magnitud, el paso del asociacionismo fotográfico clásico al proyecto cultural de vanguardia, bien lo merecía.

Desde la periferia de la periferia, alejados de epicentros y circuitos. Invadidos por una ilusión constante. Hambrientos de nuevos registros, nuevos discursos, nuevas narrativas, y trabajando duro - muy duro -, esta sinergia dio su fruto.

Puede no resultar objetivo que yo lo diga, pero orgulloso, a los hechos me remito. Todo lo que allí, y desde allí, se gestó, es testigo de que aquella fue una de las más memorables épocas vividas por este colectivo fotográfico que ya peina canas.

José Gallardo, http://www.jgallardo.com/