La Mala Fama, de Ana Matías

La Mala Fama, de Ana Matías

Inauguración: Viernes 4 Noviembre 2011 · 21.00h · Sede Colectivo Imagen

Han pasado más de quince años desde que Ana tomó la primera de estas fotos. Hoy, al verlas, siento encogerse mis tripas. Una cascada de recuerdos sube a mi boca. Regurgita el colorín de la vida, la mía y la de los amigos que juntos compartimos aquellos años. Ahí es nada, el tiempo nos mira, la imagen nos congela. Aquí estamos. Otra vez juntos, no falta ni la gordita, mi vieja moto, buena chica. Al verla en estas fotos, sé que las viejas carreteras que recorrimos y que no conducían a ninguna parte recuperan su anhelado destino.

¡Ahí vamos¡ Aún nos mueve el latir de aquel imperio de emociones que siempre remaba hacia delante. ¡Pura vida! Si, ¡Puta vida! Todos sabemos como se las gasta. Capaz es de no dejar títere con cabeza. Tanto ayer como ahora las piernas se rompen y las ausencias de los caídos duelen. De la carcajada al llanto hay un paso. Me pregunto frente a estas fotos cuántas risas y lágrimas me faltan aún por verter.

Con estas imágenes regreso al calor de aquellos días de fanfarria y delirio. También a su frío nocturno. A aquellas dosis que enmarronaron muchas cosas. Lo bailado, bailado está. Por todo esto y más, despiertan mi ternura y mi piedad.

Anita puso tanto amor que nos cazó a todos. Aún la recuerdo, arañando las emulsiones polaroid con el anillo de la Tripulación, de ahí que todos tengamos ese halo de santos, aunque en realidad no lo fuésemos. No importa, pervivimos en ellas como es de rigor, pletóricos. A partir de ahora llevaré conmigo en el recuerdo aquellos días, con los colores que les ha puesto mi amiga.

Es emocionante volver. Volver adonde ya no se vuelve. Eso son las fotos: un regreso, un anhelo de presencia, un certificado de vida ya vivida. Anita, gracias por haber hecho y haber conservado estas imágenes que testifican nuestro encuentro, nuestra vitalidad y los sueños que compartimos.

Me lo dice el corazón. Las fotos, además, son siempre los ojos del narrador de un cuento. En este caso Anita, son tus ojos los que van a contarlo. ¡Vamos! Es tu turno. No seas tímida. Yo te doy la entrada: ¿ves? Comienzo: érase una vez una ciudad y un grupo de amigos… Espera, antes de que sigas, creo que además de palabras estas imágenes necesitan música. ¡Música! Todo en ellas sabe a canción de mi ciudad. Música. A tu lado Anita, los aquí presentes vamos a danzar juntos una vez más.
Texto: Alberto García-Alix.

BIO. Ana Matías
Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, donde inicia su trayectoria concentrada en el campo del retrato, en el que investiga por medio de la fotografía, la pintura y el grabado.
En 1993 se traslada a Marbella, donde funda su propio taller de pintura y obra gráfica, centrándose en la experimentación con el grabado y completando su formación en los talleres del CAAS y el MGEC con artistas y técnicos como Joan Hernández Pijoán, Jesús Núñez y Pavel Albert.
Desde el año 2003 viene participando en la feria de Estampa, con una obra basada en una visión íntima y personal de las personas de su entorno más próximo, que utiliza para describir su relación con el mundo y realizar su propia crónica social. Al mismo tiempo realiza numerosas exposiciones individuales y colectivas y es seleccionada en diversos certámenes como los Premios Nacionales del MGEC, el Premio Eduardo Naranjo del Ayto. de Pinto y premio de la II Bienal del Ayuntamiento de Mijas. También ha publicado el libro de fotografía y dibujos “Retratos, La Mala Fama”.
Del 4 de Noviembre al 9 de Diciembre.
Lunes, miercoles y viernes 20.30 - 22.30 h. martes y jueves 18.00 - 22.00 h.

Los comentarios están cerrados.