Vallas, de Eduardo D’Acosta

Vallas, de Eduardo D’Acosta

Viernes 8 de febrero de 2013 · 21.00h · Sede Colectivo Imagen

El próximo viernes 8 de febrero se inaugura en la sede del Colectivo Imagen de Fuengirola la exposición "Vallas", de Eduardo D'Acosta.

"Este proyecto (Vallas, 2008-2013) pretende reunir una serie amplia de fotografías, realizadas todas en los últimos cinco años por las distintas regiones de España y Portugal, que muestran vallas publicitarias abandonadas. No subyace en este conjunto de tipologías ninguna intención documental. Más bien al contrario: lo que se intenta es rescatar la valla como OBJETO descontextualizado y construir a partir de ahí un nuevo significado alejado de su función enunciativa inicial. Una vez que se inhabilita su uso publicitario y el contenido queda anulado como representación, la estructura que perdura permanece como una huella artificial (generada por la mano del hombre) que acaba incorporándose al paisaje de forma extraña y al mismo tiempo ajena. Su contemplación nos habla no sólo de expectativas malogradas o de ilusiones rotas, sino de una sociedad acelerada que ha tenido de repente que frenar su frenesí.

Las fotografías que conforman la serie VALLAS se centran en el continente y se despreocupan del mensaje original de los carteles. Revocado su valor connotativo como icono consumista y anulada su intención matriz como reclamo persuasivo, sólo nos queda un soporte ajado y descuidado, una no-imagen que reproduce algo que ya no existe. Si acaso, un recuerdo vago de lo que fue. Igual que si fuese un palimpsesto de hace siglos que conservara rastros de una escritura anterior borrada, estas representaciones acumulan una memoria especial. Los anuncios se sucedían sobre la misma superficie ocasión tras ocasión. Con cada cambio, un nuevo valor; con cada superposición, un nuevo sentido. Exactamente igual que en la Edad Media cuando se utilizaban una y otra vez los mismos pergaminos para distintas transcripciones.

Una valla sin anuncio pierde cualquier sentido. Se transforma en otra cosa. Es como una efigie colocada en un lugar privilegiado que no fue pensada para ser observada vacía. Así, lo que en un primer momento era invisible, pasa ahora a tomar protagonismo. Su forma, sus detalles, su blancura, las muescas del paso del tiempo…se convierten en elementos sustanciales que expresan algo diferente. Como si a un lienzo le mantuviéramos sólo el bastidor o tuviésemos la pausa de detenernos en los pormenores del pedestal de las estatuas. El soporte pasa a tener sentido por sí mismo y se convierte en el tema principal de la obra, un nuevo estatus donde las imágenes traslucen abandono, tristeza y melancolía. Casi como una escultura abandonada en mitad de no se sabe dónde, un armazón evocador que puede servir de paradigma para retratar de algún modo la época de recesión que estamos viviendo.

En esta muestra en el Colectivo Imagen de Fuengirola se pueden ver algunas de las imágenes que cierran este proyecto, como la valla 221 ( Valladolid ) que es una fotografía inédita nunca antes expuesta en ningún sitio."

Eduardo D'Acosta

Los comentarios están cerrados.